12 Feb. 2020

Cada edad tiene sus señales de alarma. Ante determinadas dificultades no debemos de alarmarnos hasta una edad, dando tiempo al menor.

 ¿Pero, como mamá/papá, cómo puedo saber a qué edad?

 Ahí van algunos consejos:

Si su hijo/a tiene 2 años y:

  • No tiene lenguaje o sólo unas palabras.
  • Tenía más lenguaje, y de repente lo perdió.
  • Le cuesta responder a sus demandas, mira poco, parece distraído o inatento…
  • Se tapa los oídos pareciendo hipersensible a los ruidos.
  • Le gusta ordenar las cosas en fila una y otra vez.
  • En el parque no se interesa por otros niño/as.
  • Su lenguaje va lento y, en cambio, dice de memoria palabras en inglés, o los números en inglés.

Consulte, puesto que pueden ser factores de riesgo para el desarrollo de un trastorno del espectro autista.

Si su hijo es muy movido, le cuesta atender:

  • Si tiene 3 años puede hacer una primera consulta ya que tal vez esté un poco desregulado. Si tiene menos, puede ser algo normal, a esperar a que madure, y crezca un poco.
  • Si tiene 6 años, puede padecer un TDA o TDAH.

En resumen, hacia los 3 años es aconsejable, hacia los 6, imprescindible.

Si a su hijo le cuesta diferenciar algunas grafías, sepa usted que la dislexia y los trastornos del aprendizaje son significativos entorno a los 6 años. Por tanto, si su hijo tiene esa edad, consulte. Si es muy pequeño, y tiene menos de 4 años, puede esperar un tiempo.

Así, concluyendo, en el período 0-3 años lo más importante es fijarse en la falta de sociabilidad, porque en esas edades puede iniciarse un trastorno del espectro autista.

En cambio, trastornos como el déficit de atención con/sin hiperactividad o los trastornos del aprendizaje (dislexia, discalcúlia, disgrafía) son más habituales hacia los 6 años, y en niños de 0-3 no debemos preocuparnos especialmente.

 

Volver a las noticias